Circularidad en las pymes: qué, por qué y cómo

 Felipa Gago. La economía circular es un modelo de consumo y producción que se centra en reducir, reponer, reciclar y reutilizar los recursos, lo que beneficia tanto a la economía como al medio ambiente. Foto: recopilada

La economía circular es un modelo de consumo y producción que se centra en reducir, reponer, reciclar y reutilizar los recursos, lo que beneficia tanto a la economía como al medio ambiente. Foto: recopilada

El mundo está sufriendo una pandemia mundial, el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el aumento de la demanda de alimentos y la escasez de recursos naturales, por nombrar algunos. Nuestro consumo y producción irresponsables son las causas fundamentales de los diversos problemas de la humanidad.

El proceso tradicional de consumo y producción se basa en un sistema económico lineal que sigue el patrón de uso de recursos de “tomar-hacer-usar-desperdiciar”. Un sistema económico circular es una alternativa a un sistema económico lineal porque utiliza los recursos de una manera restauradora y regenerativa, lo que resulta en cero desperdicio. Es decir, la economía circular es un modelo de consumo y producción que se centra en reducir, renovar, reciclar y reutilizar los recursos, lo que beneficia tanto a la economía como al medio ambiente.

title=

Para conocer las últimas noticias, siga el canal de noticias de Google de The Daily Star.

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI) asume que podemos reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero en un 39 por ciento (22.8 mil millones de toneladas) simplemente implementando estrategias circulares en nuestro actual proceso lineal de consumo y producción. El grupo de expertos con sede en Washington también estima que la economía circular brinda oportunidades económicas por valor de $ 4.5 billones a través del crecimiento económico sostenible.

Recientemente, en la 26ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP26), la conferencia climática más grande de la Tierra, Bangladesh presentó un “Plan Positivo del Boom Climático” para abordar el cambio climático.

Nos hemos comprometido a implementar la Agenda para el 2030. Además, nos hemos comprometido a alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para el 2030. Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es el consumo y la producción responsables (Objetivo 12). Alcanzar el ODS 12 es imposible sin activar la circularidad en nuestro proceso de consumo y producción. Ciertamente, esto nos ayudará no solo a lograr el ODS-12, sino también a lograr otros objetivos de desarrollo sostenible.

Muchas entidades económicas están involucradas en nuestro proceso de consumo y producción. Todos los actores económicos deben adoptar el pensamiento circular para liberar el poder de la economía circular en términos de beneficios sociales, económicos y ambientales.

El Banco Mundial (BM) estima que las pequeñas y medianas empresas (PYMES) representan más del 90 por ciento de las empresas en todo el mundo. Según el censo económico de BBS de 2013, las pequeñas y medianas empresas (incluidas las pequeñas y microempresas desde el hogar) representan más del 99 por ciento de todas las empresas en Bangladesh. Por lo tanto, las pymes tienen un papel fundamental que desempeñar en la implementación de una economía circular neutra en carbono como parte integral de nuestra economía.

Las pymes tienen enormes impactos económicos y ambientales como grupo, aunque sus impactos individualmente son pequeños en la mayoría de los casos. Además, las pymes tienen vínculos tanto verticales como horizontales con las grandes corporaciones. Estas conexiones hacen que las pymes sean estratégicamente importantes para una transición verdaderamente circular.

En general, debido a que son más flexibles que sus contrapartes más grandes, es más probable que las pymes adopten prácticas comerciales circulares. Sin embargo, las pymes se enfrentan a muchas limitaciones de capacidad debido a su tamaño, mientras que las capacidades de las grandes empresas facilitan la aceptación y la obtención de beneficios de un modelo de negocio basado en la economía circular. Algunas limitaciones críticas incluyen el acceso limitado a la financiación, la falta de conocimiento y comprensión de la economía circular, la escasez de capacidad técnica y de gestión y la ausencia de un marco regulatorio favorable a las PYME.READ  Argentina presentó un proyecto de ley que eximiría a 1,3 millones del impuesto a la renta

Por supuesto, no existe una única forma de ayudar a las pymes a superar estos obstáculos. Mediante esfuerzos colectivos de transformación, las pymes pueden incorporar la generalización en sus operaciones; Todo lo que necesitan saber es qué, por qué y cómo hacerlo. Aquí es donde entran en juego los líderes empresariales, los financistas, los responsables de la formulación de políticas, las agencias de desarrollo internacional y otras partes interesadas.

En la mayoría de los casos, las grandes empresas pueden financiar una transición circular internamente a través de sus utilidades retenidas u otras fuentes internas de financiación, mientras que las pequeñas y medianas empresas suelen depender de la financiación externa para diseñar, fabricar y utilizar productos de forma circular.

Desafortunadamente, muchos financieros no hacen frente a la evaluación correcta de los riesgos y oportunidades asociados con la financiación circular de proyectos. Al formular una estrategia de financiación de la economía circular para mejorar la comprensión y el conocimiento de los conceptos de la economía circular entre los bancos y otras instituciones financieras, podemos cerrar la brecha de financiación en proyectos circulares para pymes.

Gracias a los avances tecnológicos tanto en el reciclaje como en el reciclaje, tenemos la oportunidad de dar el salto a la economía circular ahora. Sin embargo, debido a los costes iniciales de instalación de tecnologías circulares, es posible que la mayoría de las PYME no encuentren económicamente viable revisar sus modelos de negocio lineales actuales. Es por eso que necesitamos hacer que las tecnologías sean accesibles y asequibles para que las pequeñas y medianas empresas rediseñen sus procesos de fabricación para aumentar la reutilización y la reciclabilidad de los desechos industriales.

Todos sabemos que las pymes, especialmente las pymes de nueva creación, son receptivas a nuevas ideas e innovaciones. El inicio de reformas en la facilidad para hacer negocios ayudará a atraer inversión extranjera directa (IED), así como habilidades y experiencia de gestión circular de las corporaciones multinacionales al panorama de las pymes locales

Un marco regulatorio para una economía circular es esencial. Los responsables de la formulación de políticas deben crear un marco regulatorio simplificado y apropiado para las PYMES a fin de promover prácticas de rotación entre nuestras PYMES. Por ejemplo, podríamos recompensar a las pymes ecológicas con exenciones fiscales, subsidios y otros incentivos financieros para lograr una transformación sistémica.

Por último, para promover la adopción de los sistemas circulares entre las PYME, la conciencia de la economía circular es imprescindible. Las iniciativas políticas adecuadas para crear conciencia sobre el consumo y la producción responsables estimularán la aceptación de modelos comerciales circulares entre las PYME. Finlandia, líder mundial en economía circular, ya ha tomado una iniciativa de este tipo, denominada “Programa de promoción de la economía circular baja en carbono y la transformación digital”, para alentar a las PYME a aceptar enfoques económicos circulares.

Bangladesh es una de las economías de más rápido crecimiento del mundo, y se espera que su economía de $ 409 mil millones se duplique para 2030, con el objetivo de convertirse en un país de ingresos medianos altos. Al mismo tiempo, nuestro destacado crecimiento económico está entrelazado con desafíos de sostenibilidad.

Como país con un papel fundamental que desempeñar en el debate sobre el cambio climático, Bangladesh debe dar grandes pasos en la transición a una economía circular. De lo contrario, seremos uno de los mayores emisores de carbono en Asia y seremos un país de ingresos medianos altos para 2030, lo que está en desacuerdo con nuestra posición sobre el crecimiento de carbono cero. Por lo tanto, caminemos por el camino de la sostenibilidad apoyando a las PYME para garantizar el desarrollo y la prosperidad inclusivos y sostenibles.

Md Shah Jalal es analista senior de crédito y aprobación de crédito para pymes en IDLC Finance Limited. Correo electrónico: shahjalal248@gmail.com

Felipa Gago

“Solucionador de problemas profesional. Sutilmente encantador aficionado al tocino. Jugador. Ávido nerd del alcohol. Pionero de la música”.

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: